10 Claves para comprar un coche de ocasión

10 Claves para comprar un coche de ocasión

Si te interesa comprar un coche de ocasión y has decidido comprarlo a un particular, desde Una Ocasión te ofrecemos algunas orientaciones que te brindarán confianza a la hora de elegir el vehículo que se ajusta a tus necesidades sin dejarte llevar sólo por ofertas tentadoras.

Ten en cuenta esto antes de comprar un coche de ocasión

Te aconsejamos que antes de elegir un coche, tengas claro el modelo, tipo, estado y precio que se adapte a tus necesidades. Selecciona más de un modelo para buscar, así podrás comparar precios y condiciones.

  • Cuando hables con el vendedor conviértete en un investigador, así obtendrás muchas señales sobre el vehículo, su historia y condiciones. Te pueden surgir muchas preguntas, aquí te dejamos algunos ejemplos que te pueden ser de mucha utilidad:
    • ¿Cuál es el motivo de la venta?
    • ¿Ha sido usted el único propietario?
    • ¿Vive en la costa?
    • ¿El coche es resguardado en un garaje?
    • ¿Dispone de la documentación completa y del libro de mantenimiento?
    • ¿Ha sufrido algún accidente de consideración?
    • ¿Ha tenido reparaciones?, ¿Puedo ver las facturas?
  • Para confirmar la autenticidad de los datos del coche, pídele al vendedor toda la documentación que por reglamentación debe tener. Y en tu misión de detective cerciórate que el coche no tenga penalizaciones como multas o embargos.

Si tienes toda la información contigo y el vehículo responde a tu gusto y necesidades, entonces es el momento de verlo, verificar sus condiciones y realizar la prueba de conducción.

claves para comprar un coche de ocasion, comprar un coche de ocasion, coche de ocasion

10 claves para comprar un coche de ocasión con éxito

En caso de no poder o no querer llevar al coche a un taller de tu confianza para que revisen su estado, sin ser un experto, tú también puedes detectar si algo no está bien guiándote por las siguientes claves:

  1. Carrocería: observa con detenimiento el exterior del vehículo. Verifica la ausencia de abolladuras importantes y superficies corroídas. La presencia de asimetrías indica que hay golpes mal reparados.
  2. Sistemas eléctricos: activa los seguros de las puertas, ventanillas, asientos con sistema de regulación en caso de tenerlos, limpiaparabrisas y aire acondicionado. Este último no debe emitir ningún sonido extraño, ni despedir olores desagradables durante la prueba de conducción.
  3. Con el capó abierto: fíjate del aspecto de la mecánica, comprueba si el motor tiene fuga de aceite.
  4. Neumáticos: verifica que la presión sea la adecuada, observa la profundidad de los surcos, la ausencia de cortes y si el desgaste es regular en las bandas de rodadura de los 4 neumáticos.
  5. Sistema de freno: si observas relieves y bordes brillantes en los discos, te aseguramos que tienen mucho desgaste.
  6. El pedal del embrague: algunos conductores tienen el hábito de descansar el pie sobre un lado de este pedal mientras conducen, esta costumbre lo desgasta del lado izquierdo. Si te encuentras con esto es una señal de alerta, pues produce daños al embrague y su reparación es muy costosa.
  7. Luces: la mejor condición para probarlas y determinar su correcto funcionamiento es en la oscuridad, ya sea en un garaje o durante la noche. Pruébalas todas (cortas, largas, intermitentes, de freno, antiniebla, de retroceso, de cruce).
  8. Al volante: en el proceso de arranque no debe haber ruido, si surge alguno podría ser un soporte del motor roto. En la carretera las marchas deben entrar suavemente sin saltar o hacer ruido. Al acelerar comprueba que el coche va obteniendo velocidad progresivamente sin dar tirones. Cuando bajes las marchas estate atento ante el surgimiento de sonidos extraños. Presta atención a posibles ruidos que se generen al pisar el pedal del freno, si los escuchas, te indican que deben ser reparados o reemplazados.
  9. El maletero: si la moqueta se ve dañada es muy probable que el coche haya llevado mucha carga. Agudiza tu vista hacia el hueco de la rueda de repuesto, allí descarta la presencia de áreas húmedas y oxidadas. Comprueba que conserva el gato y las herramientas propias que vienen con el vehículo.

En un sector plano, gira la dirección al extremo, mete primera y da vuelta, haz esto de los dos lados. No debes escuchar ruidos anormales durante estas maniobras.

  1. Ya con el coche caliente: en este punto, con mucho cuidado retira la tapa de llenado de aceite del motor, verifica si sale humo. Con la misma precaución coloca la mano y, si sientes mucha presión no dudes ni un momento en buscarte otro coche, pues esto indica que el motor está desgastado y la compresión está pasando del cilindro al carter. Lo mismo si observas que por el sistema de escape sale humo grisáceo, azulado o negro, son señales de problemas mecánicos graves.

 

Recuerda que la opción de ideal para comprar un coche de ocasión es hacerlo en un concesionario oficial especializado en la venta de este tipo de coches y también acudir a talleres mecánicos para que garanticen las perfectas reparaciones y mantenimiento del mismo. Pero si tu idea es comprar un coche de segunda mano a un particular, pon en práctica estas claves. Si has encontrado tu oportunidad, desde Una Ocasión te aconsejamos aprovecharla, negociar el precio y … ¡éxito en tu compra!